Deuteronomio 5:33

Mantener el enfoque

“Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer.”

Devocional

Nuestro cuerpo será nuestro propio templo y debemos aprender a cuidarlo. Nuestras emociones pueden afectarlo si no comprendemos cómo sanarlo. Cuando atravesamos por situaciones difíciles o períodos de transición y cambio solemos pasar mediante mucho estrés y cansancio. Debemos descansar lo suficiente y confiar en que Dios estará paso a paso acompañándonos. Mantenernos cerca de nuestros hermanos y en la fe podrá darnos claridad cuando pensemos que todo se está derrumbando.


Darnos a nosotros mismos momentos para compartir con los demás, para orar en conjunto, para asistir a la Santa Misa, serán los lapsos más valorados cuando nuestras prioridades se vean alteradas. Aprender a desenvolvernos ante la incomodidad y los períodos estresantes es muy importante. Enfocarnos en las bondades de Dios Padre y ser obedientes con Él, nos hará encontrar el camino correcto. Estando abiertos al cambio, perdonándonos a nosotros mismos por nuestras faltas y manteniendo los corazones abiertos al Señor. Lo que sea que estemos pasando tiene algo para enseñarnos y debemos tener paciencia. Al cerrarnos o ponernos a la defensiva nos quedamos en un mismo lugar, padeciendo lo que nos sucede, y no encaramos la evolución necesaria para avanzar en nuestro camino. Mantenernos saludables y entregados a la gracia de Dios nos acercará al lugar en donde queremos estar.

LEE LOS DEVOCIONALES ANTERIORES