Proverbios 17:9

El perdón

“El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.”

Devocional

Muchas veces pensamos que jamás podremos perdonar a alguien por algo que nos hizo. Nos vamos a acostar abrazados del rencor, no soltamos esa carga que luego termina por perjudicarnos. Puede traducirse en malestar, físico y espiritual, hasta llevarnos a enfermar a nuestro cuerpo. Esas serán señales de que algo no anda bien, así tendremos en cuenta que habrá que modificar nuestro accionar y sólo será posible en vías del perdón. Como Jesucristo nos absolvió de todos nuestros pecados en la Cruz, e intercedió ante Dios Padre para que nos entregase su perdón. Si Nuestro Padre perdonó a toda la humanidad, ¿quiénes somos para no seguir su ejemplo?.


Cuando realmente no encontremos forma de perdonar al prójimo, debemos rezar por nosotros mismos, para que el Señor nos ilumine y nos permita encontrar esa indulgencia. Reflexionar sobre lo acontecido, humilde y sinceramente. Ninguna persona puede resultar indigna del perdón de otra, si se trata de hermanos cristianos. Nuestro destino es no abandonar los valores que nos inculcó la Santa Iglesia. En algún momento, todo podremos cometer errores, mas lo importante es saber guardar un corazón misericordioso y clemente, en el que no haya lugar para rencores. De esa manera, nos liberaremos de angustia y pesar.

LEE LOS DEVOCIONALES ANTERIORES